viernes, 16 de abril de 2010

Síndrome de abstinencia

La habitación se me inunda de insomnio,
tiemblan mis manos.
Por las paredes trepan arañas de tedio,
arrastran mis nervios crispados.

Rompo a patadas los muebles
desgarro paredes buscando acordes,
                                         acordes que no encontraré,

así derribe completo el inmueble
solo responderá tozudo el silencio.

Mi libido agoniza cual perro hartado de sapos
yo me descargo en coces de yegua
levantando polvaredas
en los cementerios de cigarros.

Odio atiborra mi jeta,
un ángel caído lame mis penas...
yo respondo con furia a granel
mi hastío infinito, 
patadas de caballo.

¡Cansancio!
caigo acostado y hundo las manos
en hormigueros de insomnio
sintiendo
lento
muy lento
aguijones de insidia que taladran mi techo…

La habitación: 
                    alud de insomnio,
                    una muralla que cerca el país de los sueños….

¡Maldita abstinencia!
regalas la realidad descarnada
un desfile glamoroso de mujeres despellejadas,
¡deshuesadas!

Zapping absurdo
abulia a granel
litros de llanto.

Pateo paredes
derribando inmuebles
buscando
buscando 
lenta y dolorosamente
un sentido a la existencia
    sentido que no encontraré.

2 comentarios:

concepto-aparte dijo...

...dolorosamente bello

... dijo...

sdasdasdasd <3 me fascina